El amor propio y la gratitud

Pinterest

La gratitud es el secreto de la felicidad.

AMOR PROPIO

Durante muchos años viví pensando que mi felicidad estaba atada al amor de otra persona, a lo que otra persona pensara de mi o simplemente el sentirme validada por otros. Sentía la necesidad de ser “perfecta” para que me amaran. Aunque ponía todo mi empeño para ser “perfecta” nunca sentía que era suficiente y por mucho tiempo pensé que la culpa la tenía quien estaba a mi lado, cuando en realidad la única que no tenía amor para mí era yo.

Por mucho tiempo fui infeliz. Pensando que el problema era mi peso, decidí rebajar y aún así pasaba mis días frustrada porque aún no lucía como quería.  Luego pensé que con cirugías sería “perfecta” y decidí operarme. Pasé por el proceso de una cirugía y aún así no fui feliz. Pensé que el problema lo tenían mis parejas, que no me hacían sentir amada por quien yo era o por todo lo que les ofrecía y nunca me había detenido a pensar que la que le ponía condena a mi felicidad era yo. Todo lo que me propuse lo logré y aún así no era feliz.

Pinterest

Luego de terminar con mi última pareja, pasé por muchos cambios.  Me mudé sola y estaba lejos de mi familia. Me sentía vacía y sentía que sin mi pareja no sería feliz, pues yo sola ¿qué podía hacer?,¿qué me podía ofrecer a mi misma?.  Hacerme esa pregunta me hizo reflexionar y pensar una vez más: “¿qué tengo para ofrecerme a mi misma?”.  Entonces comencé a llenar todos esos espacios vacíos que habían dentro de mí; a buscar qué era lo que realmente me llenaba y qué me hacía feliz.  Dejé de intentar ser “perfecta” y comencé la historia de un amor eterno y a plenitud, el amor propio. Comencé a conocer una mujer que nunca había conocido antes.  Una mujer feliz, brillante, llena de amor, bendición y gratitud.  Podría incluso decir que hasta me siento millonaria, por más gracioso que se escuche. Siento que tengo todo en el mundo y aunque no lo tenga, ¿qué más da? ¡Me tengo a mí! ¡Me encontré!  Y no pienso perderme de nuevo porque este amor me ha llenado hasta el alma. Dios me puso a prueba en muchos momentos para enseñarme a amarme y cuando aprendí a amarme conocí la gratitud,  humildad y el valor de lo que dice la biblia: “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Todo este escrito parecería un cuento de hadas, pero la realidad es que para mantener este amor hay que luchar día a día, así como se mantiene un matrimonio o un trabajo; así como le dedicas tiempo a lo que te apasiona y amas.

Hay días en que me siento perdida y que nada tiene sentido, pero reconozco que está bien que me sienta así en ocasiones.  Es parte de amarme por que sé que no soy perfecta y que es una lucha diaria. No quiero que dejen de luchar por encontrarse a sí mismos, por amarse y hacer lo que les haga feliz. Una vez más: “saca tiempo para ti”.  Mantén esa pasión y ese amor que tienes hacia ti.  Pregúntate: ¿qué me puedo ofrecer?  Si no sabes cual es la respuesta, entonces comienza a buscar que tienes que ofrecerte, porque si no tienes nada que ofrecerte a ti mismo/a entonces no tienes nada que ofrecerle a otra persona. Ama a tu prójimo como a ti mismo.  Osea, el amor comienza por ti misma. 

Pinterest

GRATITUD

La gratitud es el secreto de la felicidad.  Es imposible ser feliz sin tener gratitud. En estos días, más aún, vivimos mirando lo que los demás tienen y deseando tener el estilo de vida de otros.  Estamos tan enfocados en tratar de alcanzar metas de otros o de tener más que otros que no nos detenemos a mirar lo que ya tenemos. No nos tomamos ese momento para pensar y decir “¡wow! realmente soy bendecida o bendecido”.

Si no te detienes a mirar lo que ya tienes, jamás encontrarás satisfacción ni aunque logres lo máximo en tu vida.  Siempre te detendrás a mirar lo que otro tiene que tu no tienes. Aprendamos a ser gratos; a disfrutar de nuestras altas y bajas.  Cada proceso nos forma como persona y vale más disfrutar de lo que ya hemos logrado y tenemos que seguir en una carrera infinita tratando de tener lo que deseamos de otros.  Lo que tienes es suficiente, tú eres suficiente, tus esfuerzos son suficientes y vales lo suficiente, así que no te detengas a mirar los frutos de otra persona y comienza a amar los tuyos, pues para eso te esfuerzas todos los días.  Aprende a decir gracias y amar tus frutos; aprende a disfrutar de los procesos que cada día te moldean; aprende a ser grato con cada oportunidad de respirar.

Escrito por la mujer que aprendió a amarse.


Myrtlewords te agradece la confianza y oportunidad de poder compartir tu historia.

Sabemos que gracias a tu historia muchos podrán identificarse y aprender. Se necesitan más personas como tú, dispuestas a reconocer su falta de amor propio y tener la valentía de hacer cambios para alcanzar ese amor y gratitud. Myrtlewords te motiva a cada día recordar tu valor y esencia para que puedas seguir amándote y encontrándote.

El amor comienza por nosotros mismos. De la forma en que nos amamos, nos proyectamos. Y de la forma en que nos proyectamos es que otros nos amarán.¡Qué empeño en querer ser amados! Ámate tú, eres suficiente. Descúbrete, vívete.