Estaciones de la Vida

 ¿No te has puesto a pensar que nuestra vida está en un constante estado de cambios?

 

Me tomé la tarea de personificar esos cambios con las estaciones del año;  primavera, verano, otoño e invierno. A continuación personificaré las estaciones, comenzando desde otoño.

 

Otoño

 

 

Coamo, Puerto Rico

Temporada en que la temperatura empieza a bajar, los días dejan de ser calientes, trayendo  lluvia y viento.

 ¿Te haz sentido que estas en una temporada de otoño en tu vida?
 ¡Pues yo si!

 

  •  Cuando he pasado temporadas de otoño en mi vida me siento como un árbol que pierde sus hojas y se queda desnudo a la intemperie, sintiendo frío y perdiendo la estabilidad de sus raíces. Es cuando me doy cuenta que he perdido dirección y enfoque en mi vida, cuando estoy viviendo por vivir sin un propósito. El otoño llega a mover todo mi piso, limpiar y quitar todo lo que llevo cargando que está muerto. Con esto refiérase; sueños, metas, relaciones, situación económica, salud física o emocional, etcétera. Creo que podemos llamarlo “un llamado a ¡DESPERTAR!“. Es un tiempo para quitar todo lo que cubre nuestros ojos para ver la realidad y las vendas que intentan tapar nuestras heridas.
Lo importante del Otoño es que no pases por el sin Despertar, Identificar y Reconocer cual es esa área que debes trabajar.

 

Invierno

 

 

Pueblo de Caguas, Puerto Rico

Caracterizado por los días cortos y noches mas largas. Las  temperaturas bajan y pueden haber nevadas.

¿Y qué me dices del invierno?

 

  • Creo que este es el cambio que más detestamos; cuando sentimos que los rayos de luz en nuestra vida son pocos, que son pocas las cosas buenas que nos pasan. Es cuando todo se ve oscuro y frío la mayor parte del tiempo y sentimos como si trajera una avalancha de emociones, desesperación, frustración, tristeza, confrontación, soledad, desilusión, you name it. Pero es que cuando el otoño pasó nos dejó frente al espejo de nuestras vidas, mirando cara a cara el reflejo de nuestra alma, cuerpo y mente. Y creo que no hay nada mas difícil que encontrarnos con nuestra realidad y darnos cara a nosotros mismos. Veo tan ciertas esas palabras de que “somos nuestro peor enemigo”, porque solo nosotros tenemos el poder de edificar o destruir nuestra vida. Pero quizás este tiempo es  realmente un lugar de encuentro con nosotros mismos y Dios para examinarnos y ser transparentes.
El invierno podrá ser frío u oscuro pero tienes que tener claro de que es necesario pasarlo para comenzar a ver la primavera en tu vida.

 

Primavera

 

 

Coamo, Puerto Rico

En esta estación los días comienzan a ser mas largos que las noches. Se conoce como el período de cambio entre el invierno y verano. Es más cálido que el invierno y comienza a florecer la vegetación y gracias a la luz nacen las crías de muchos animales.

¿Sientes un alivio de haber llegado a la primavera?

 

  • Aquí es cuando estamos entre medio de quedarnos atrás o avanzar. Es donde la acción es fundamental para triunfar. De haberte encontrado en el momento más oscuro y comenzar a ver luz y esperanza. Pero tan necesario caminar y avanzar para seguir viendo luz y salida. Estudiosos dicen que la cantidad de luz en la primavera estimula la reproducción y fertilidad; a la vez que la cantidad de la flora y sus frutos es mayor. Lo cual beneficia a que las nuevas crías puedan alimentarse. Lo que marca esta estación es esa simultaneidad entre esa etapa de reproducción, lo cual garantiza que cuando nazcan nuevas crías tendrán alimento suficiente para poder crecer. ¿Que loco y perfecto es esto, no? Esta estación es la más emocionante y determinante porque de ella depende nuestro crecimiento y cambio para llegar a la claridad de nuestras vidas y superarnos. Claramente todo esto depende de nuestra sanidad, determinación, paciencia, motivación , organización y conexión con nosotros y Dios. Para poder florecer, crecer y dar frutos.
Me entusiasma la primavera porque es un presagio de que pronto llega el verano.

 

¿Cúal es la fuente de energía de la que te estás alimentando ? Si estás conectado a la correcta podrás estar seguro/a que verás pronto lo que tanto anhelas formarse . ¿Estás listo/a para crecer y darle a otros de tus frutos? ¿Sabes cuantas personas necesitan escuchar lo que tienes por contar? Tu sabiduría, experiencias, conocimiento y talentos le darán vida y harán crecer a muchos. Pero si te desistes al proceso no lograrás alcanzar tu última y gratificante etapa.

 

Verano

 

 

Ocean Park, Puerto Rico

Distinguido por sus altas temperaturas y días más largos que la noche. Además de que para muchos es una época vacacional, lo cual abre puertas a fiestas y celebraciones.

¿Cuánto te costo llegar hasta aquí?

 

  • Y finalmente después de tanto haz llegado al verano, donde arden tus ganas de luchar, crecer, aprender, conquistar y seguir alcanzando nuevas fases de plenitud. No descartando que aún habrán una que otra noche oscura pero con todas las herramientas para sobrellevar y alcanzar la luz del día siguiente. Aquí es donde tomas descanso y disfrutas de la trayectoria, crecimiento y los frutos que sembraste. No obviando que es la estación en la que debes mantener tu dirección correcta e hidratar tu cuerpo, alma y mente. Manteniéndote cerca del oasis para no entrar en sequía. Es necesario que entiendas que haber llegado al verano y echarte para atrás podría ser mortal, porque así mismo como llegaste al día más soleado ese mismo sol te quemará y dejará seco. La clave está en mantenerte cerca la fuente que te mantuvo.
El Verano es una espada de doble filo; invitación a celebrar lo logrado y el triunfo de haber llegado. Pero si dejamos llevarnos solo por el ego y celebración, podríamos quedarnos en ese estado y no aprovechar la razón por la cual realmente llegamos hasta ahí.

 

Ahora te pregunto: ¿En qué estación, temporada o etapa de vida te encuentras tú?

Sea Otoño, Invierno, Primavera o Verano lo que realmente debes entender es que no se trata de donde estés parado/a si no hacia donde está tu enfoque y que estás haciendo para llegar a tu propósito. Cuando decidimos brincar etapas siempre terminamos retrocediendo, porque es necesario pasar por cada una de ellas para formarnos y tener éxito.

Comienza a creer en ti y tu proceso, habla palabras de vida a cada uno de tus planes. Déjate romper y moldear nuevamente. Crece, encuentra tus debilidades y fortalécete. Pero nunca permitas que el miedo, inseguridad o desánimo te detengan a florecer y brillar.

 

Jesús le contestó:
—Cualquiera que bebe del agua de este pozo vuelve a tener sed,   pero el que beba del agua que yo doy nunca más tendrá sed. Porque esa agua es como un manantial del que brota vida eterna.

Juan 4:13-14

Comenta, comparte o contesta alguna de las preguntas.

©MYRTLEWORDS