Estudiar

Que bien por quienes deciden estudiar y tener una profesión. Que pena por quienes creen que la inteligencia lo es todo. Que lamentable es ver a quienes se fajan y dan su vida por recibir los mayores premios y honores académicos pero a la vez siguen llenando de jabón la burbuja en la que viven. De que vale al ser humano alcanzar su máximo nivel de inteligencia, ser exitosos en sus estudios pero unos fracasados como personas. Que pena y lastima el ser humano que solo piensa en su enriquecimiento personal y no usa su inteligencia, mente, capacidad y cinco sentidos para darse cuenta que a su lado existe gente viva que no le interesa su nivel académico, solo necesita una mano. Gente que no necesita saber cuanto tiempo se mato estudiando, solo necesita de lo básico que TODO ser humano puede dar, sensibilidad es lo que necesita este mundo. La educación necesita separar al menos el doble de años necesarios para un joven entrar a la universidad para enseñar a ser sensibles, prestos y atentos a la necesidad de quien no es su hermano de sangre. Una escuela que enseñe que el orgullo, racismo y desigualdad es simplemente barreras que no dejan ver que hay quienes necesitan de quien esta bien parau’. Se necesita una escuela que enseñe a amar a quien esta mal y lo necesita, que enseñe a amar la necesidad, enseñe a amar el querer ayudar, escuela que enseñe a escuchar el grito de los continentes y que respondan a ese grito con paz y amor, escuela que enseñe que mientras unos se echan aire en los sobacos hay quienes gritan por ser maltratados. Pero de nada valdría tener estas escuelas si no hay quienes estén dispuestos a ser estudiantes.