La Respuesta

La realidad es que antes de nuestra generación nacer ya la humanidad estaba cayendo. Nosotros somos el grito de lo que por años y siglos sufrieron los que iban antes de nosotros. Nuestros descendientes serán la respuesta o el resultado de lo que nosotros hagamos. Ese famoso grito de nuestros antepasados es la falta de perdón, es la necesidad de sentir que todo estará bien, es el querer vivir bien, cómodos  felices sin necesidad de matar o cometer injusticias. La realidad es que la respuesta a ese grito yo la encontré  la escuche y conteste a esa respuesta. Una respuesta de amor que desde una cruz gritaba que me amaba y me perdonaba. Esto trajo la esperanza y fe de que lo que yo pueda ver pasar en mi vida o en el mundo entero no será eterno. Gracias a poder escuchar la respuesta ahora yo puedo ser parte de esa respuesta y estoy comprometida a darle la respuesta que yo recibí a quienes aun gritan y lloran sin esperanza. Esta en ti y en mi escuchar y responder. Para que otros sean libres.

[Pensando en la explosión en maratón de Boston 2013]